Aplicación en fitocultura

La utilización de sustancia húmica para elaboración de semillas y plantas vegetativas ejerce una influencia positiva en el rendimiento de todas culturas agrícolas, frutales y de bayas, de hortalizas, técnicas y decorativas. Se aumenta la resistencia de plantas a los aspectos desfavorables del medio ambiente: sequía, heladas, afección de plantas por enfermedades y insectos dañinos. La aplicación del preparado húmico ahorra los medios para la adquisición de pesticidas y abonos minerales gracias a la mejor asimilación por las plantas de sustancias nutritivas del suelo, inactiva el efecto de metales pesados y radionúclidos a cuenta de su fijación en concepto de sales insolubles en agua.

La eficacia del abono se determina por los plazos y métodos de tratamiento, especie de plantas y situación ecológica. Su acción en los procesos del crecimiento y desarrollo de plantas se revela más notable con el tratamiento de semillas y plantas vegetativas en las fases primeras de su desarrollo antes de la siembra.

Huminas para suelo

La influencia de huminas en el compuesto y la estructura del suelo es inapreciable. Gracias a su uso se puede prevenir la degradación de suelos, asegurar la acumulación gradual y restablecimiento del humus el suelo, se reconstruye la fertilidad de terrenos esquilmados. Así mismo, influyen favorablemente en la estructura del suelo, aumentando la permeabilidad al gas y indices de retención de humedad, reduciendo la erosión del suelo. La aplicación de huminas junto a abonos minerales y medios de protección de las plantas permite reducir el consumo de abonos minerales en 30-40%, de pesticidas en 20-30%, lo que disminuye la carga tecnológica en el medio ambiente.

El uso de las huminas, garantizando la mejora notable del estado ecológico de tierras cultivables, permite

aumentar considerablemente la resistencia de condiciones atmosféricas y climáticos y rendimiento de plantas cultivadas y plantaciones de vegetales. La concentración de disolución para recultivación del suelo es de 0,1-0,2%, para su preparación es necesario disolver 150 ml del concentrado en 10 litros de agua. El periodo para abonamiento – otoño, el consumo de disolución es de 100-150 litros para hectárea.

La utilización de huminas es necesaria:

1) para suelos alcalinos con una baja concentración de hierro;

2) para suelos arenosos, mixtos con la concentración baja de abonos orgánicos (humus);

3) para suelos ácidos, de podzol con una concentración baja de humus al mismo tiempo de encalado;

4) para suelos salíferos (terreno alíferos);

5) para suelos calizos.

Durante la utilización sistemática de huminas se mejora la estructura del suelo, sus características amortiguadoras y de intercambios iónicos, los microorganismos del suelo se convierten en más activos.

Huminas para las plantas

La humina demuestra su alta eficiencia en combinación con el tratamiento de semillas de cultivos agrícolas con la aspersión de las plantas vegetativas antes de la siembra. El abonado durante el período vegetativo se realiza mediante el riego o aspersión de las plantas. La más eficacia tiene la alternación de riego y aspersión. La aspersión de las plantas se realiza de madrugada o por la noche, durante un tiempo seco y sin viento, humedeciendo las hojas de una manera regular. Es necesario preparar la disolución directamente antes de su utilización.

El tratamiento con humina de plantas vegetativas de cultivos agrícolas se puede combinar con el uso simultáneo de abonos minerales y plaguicidas. La humina se puede mezclar sin restricciones con abonos nitrogenados (excepto el nitrato de calcio), de potasio u orgánicos. La incorporación simultánea de abonos fosfóricos con huminas no es recomendable por la formación de compuestos insolubles. Se incorporan separadamente. Respeto a las plaguicidas, en el caso de que existen dudas sobre la compatibilidad de ciertos pesticidas con humina, antes de preparar una mezcla en el depósito, una cantidad pequeña de sustancia se mezcla con humina en un recipiente pequeño, y si el sedimento no aparece se puede preparar una mezcla para el depósito. El tratamiento foliar de las plantas vegetativas con humina junto con abonos minerales y plaguicidas, aparte de los demás, tiene otra ventaja más: reduce la acumulación de toxinas y nitratos en las plantas y en los productos de fitocultura.

El abonado foliar del sembrado de cebada de primavera

Cereales.

Esquema de aplicación de sustancia húmica implica un tratamiento obligatorio de semillas antes de la siembra. Este método tiene una importancia singular, ya que precisamente en esta etapa se crean premisas para una obtención de grandes cosechas en el futuro. Aquí existen tres opciones:

1) incrustación con la aplicación de humina antes de la siembra;

2) germinación de semillas en combinación “germicidora y humina”;

3) incrustación de semillas con ayuda del retentor etéreo celulósico (EPOS, EPOL, EPOC, Adsorbente de agua, sodio CMC), germicidora y humina.

Respeto a la opción primera: 80-100 ml del concentrado de humina se disuelve en 10 Litros de agua, y con la disolución preparada se realiza el tratamiento de 1 tonelada de semillas.

 

Respeto a la segunda y tercera opción, en las mezclas preparadas para el depósito se disuelve la cantidad necesaria del concentrado de humina, según metodología arriba indicada. En lo sucesivo se realiza un tratamiento ordinario.

Las normas del consumo de disolución para cereales y leguminosos son 10 Litros para una tonelada de semillas. En las condiciones determinadas, incluso durante la germinación de una serie de semillas pequeñas, se preparan 15 o 20 litros (según el tipo de cultivo) de disolucion. Para el tratamiento de semillas con la aplicación de humina se puede utilizar unas maquinas de serie PS-10, PS-10A, APZ-10, KP-10A, Mobitox-Super, Mobitox-Cyclomax.

Período de conservación de semillas tratadas – nada más de dos días antes de la siembra.

La energía de germinación de semillas del trigo tremesino, tratadas con la sustancia húmica

La energía de germinación de semillas del trigo tremesino sin tratamiento

 

La aspersión foliar del sembrado, durante el período vegetativo, se realiza sobre los cereales siguientes:

– sobre trigo (de otoño y tremesino), centeno, cebada, avena, la aspersión doble o triple en la fase de aparición de 4-5 hojas (2-3 semanas antes de la llegada de tiempo “invernal” en el caso del sembrado de otoño), en la fase del crecimiento en forma de arbusto – principio de formación de tallos, y en la fase de formación de las espigas – principio de la madurez lechosa;

– sobre mijo y sorgo, en la fase del crecimiento en forma de arbusto y en la fase del remate de panícula;

– sobre alforfón, en la fase de aparición del botones y dentro de 15-20 dias despues del ultimo tratamiento;

– maíz, sobre granos: en la fase de tres-cinco hojas y en la fase del remate de panícula – floración.

Para preparación de disolución para aspersión, es necesario disolver 85-100 ml del concentrado en 100 litros de agua. El consumo de disolución son 300 litros por una hectárea.

Signos convencionales: Cont – control, H – humina “Ecorost”, MS – mostaza

La humina deprime o impide el desarrollo de una serie de enfermedades de cereales, maíz. Es recomendable utilizar las huminas en unas mezclas en depósitos con medios de la protección de cultivos, lo que permitirá retirar el estrés químico y evitar interrupción en el crecimiento. Realizar la aspersión con unos pulverizadores comunes de serie (Pulverizador colgante-400-1, Pulverizador remolcado de manguera-15, Pulverizador remolcado de manguera 15-03, Dispositivo neumático de riego, Pulverizador colgante-14 u otros), y en los terrenos pequeños con los pulverizadores de mochila manuales.

¡Atención! Las disoluciones húmicas con la concentración más del 0,1% (para el tratamiento de semillas antes de la siembra) y más del 0,01% (para la aspersión de cultivos vegetativos y riego) son inhibidores y tienen una influencia negativa para el crecimiento y el desarrollo de cultivos. Por esto la concentración en disolución de sustancias activas debe guardarse con rigurosidad.

Hortalizas y patata.

Todas hortalizas (col, tomates, pepinos, zanahoria, remolacha, cebolla, pimiento, berenjenas u otros) responden bien al tratamiento de sus semillas con la disolución húmica de la concentración de 0,01-0,05% antes de la siembra. Para preparación de disolución para el remojo, es necesario disolver 80-100 ml del concentrado húmico en 10 litros de agua. El período de remojo de las semillas es de 10-15 horas (nada más de veinticuatro horas), veinticuatro horas antes de la siembra.

Intensidad del crecimiento de semillas del rabanillo: A-con tratamiento con humina, Control – sin tratamiento con humina

El aumento considerable de la cosecha de hortalizas se observa después del tratamiento de plantas vegetativas con la disolución húmica con la concentración de 0,001-0,008%. Mientras tanto, el consumo de humina se determina por la naturaleza del cultivo. El hinojo, perejil, lechuga, cebolla, rábano, rabanillo y acedera necesitan una poca cantidad de sustancias nutritivas. Son suficientes dos-tres tratamientos durante la vegetación. Pepinos y tomates son cultivos del consumo medio de sustancias nutritivas. Cantidad de tratamientos: no menos de tres-cuatro tratamientos durante la vegetación. Todo tipo de col, zanahoria, remolacha, calabacines necesitan un alto nivel de sustancias nutritivas. Por esto es necesario realizar no menos de cuatro tratamientos con humina. Una serie de hortalizas se cultiva a través de semillas y trasplante de planteles. El primer tratamiento con humina de planteles es mejor realizar dentro de dos-tres días después de su trasplante. Los siguientes tratamientos se realizan con un intervalo de 15-20 días. En cuanto a los cultivos de la siembra, el primer tratamiento con humina se realiza en la etapa de aparición de tres o cuatro hojas verdaderas, en lo sucesivo – durante el período de aparición de botones, al comienzo de floración, durante la fructificación.

En el invernadero es necesario realizar no menos de cuatro o cinco tratamientos con humina, terminando los dos semanas antes de la cosecha final. La aspersión con humina se realiza de madrugada dentro de un día después del abonado planificado con sustancias minerales.

Cabe decir que efectividad económica elevada de aplicación de humina en la horticultura esta vinculada no solo con el aumento de la cosecha y la mejora de su calidad, sino también con la aceleración de maduración de frutos, gracias a esto las hortalizas se venden por un precio más alto. La aspersión de cultivos vegetativos con la humina se puede combinar con su aspersión con plaguicidas.

Para la patata es muy importante el tratamiento con humina de tubérculos, antes de su plantación, especialmente para las granjas, las que de año en año cultivan sus propias semillas de patatas de la cosecha anterior. En este caso es típico para las semillas de patata tal concepto como “degeneración”, o sea la pérdida de muchas características de valor de la especie, reducción brusca del rendimiento, reducción de inmunidad, afección con las enfermedades víricas y de hongos. Las semillas antes de la siembra ya están “débiles”. En este caso el tratamiento con la disolución húmica de tubérculos de patata antes de la plantación es obligatorio. Es recomendable aplicar la disolución con una concentración de 0,05-0,08%. Para preparación de disolución para el remojo, es necesario disolver 80-100 ml del concentrado en 10 litros de agua. El consumo de disolución son 20-30 litros para 1 tonelada de tubérculos. Se puede realizar un tratamiento de patata en montones, con la altura menos de 0,5 metros.

 

Patata tratada con humina                                         Patata no tratada con humina

El tratamiento de tubérculos de patata con humina antes de la plantación favorece al crecimiento del rendimiento en 10-15%, aumento del contenido de sustancias secas y almidón en los tubérculos en 5-10%, reducción del nivel del óxido nítrico en 20-30%. Al mismo tiempo se reduce la afección de tubérculos con las podredumbres húmedos y sarna.

El aumento considerable de la cosecha de patata se observa después del tratamiento combinado con la disolución húmica de patatas para plantar y de plantas vegetativas en la fase de aparición de brotes (5-7 hojas) y en el periodo de aparición del botones. La cantidad de tratamientos de vegetación no puede ser más de dos, para no perjudicar al crecimiento de tubérculos. La concentración de disolución para el tratamiento de plantas vegetativas es de 0,001-0,008%. Consumo de disolución es de 250-300 litros para una hectárea.

Remolacha no tratada con sustancia húmica

Remolacha tratada con humina

 

Culturas frutales, de bayas y vid.

 

Es oportuno, también, el uso de humina en el cultivo de la vid y culturas frutales y de bayas, a través del remojo de esquejes antes de su tratamiento, de parra de patrón y de injerto antes de vacunación, plantones frutales y de bayas antes de la plantación con la aspersión y el riego posteriores de vid, plantas bacíferas y arboles frutales.

Esquejes y plantones antes de la plantación se sumergen en 1/3 de su longitud en la disolución húmica de 0,08% y se aguantan de 24 hasta 72 horas. Para preparación de disolución para el remojo, es necesario disolver 80-100 ml del concentrado húmico en 10 litros de agua. Dentro de 7-10 días después de la plantación – el riego con agua. Este método favorece al mejor reproche y aclimatabilidad de los plantones. Después del trasplante en la almáciga, es recomendable regar los esquejes con la disolución húmica de 0,005-0,008%, dos veces, con el intervalo de 10-15 días. Para preparación de disolución, es necesario disolver 100 ml del concentrado en 100 litros de agua.

Es recomendable realizar la aspersión de vid, con la disolución húmica de 0,005-0,008%, 2 o 3 veces durante su vegetación: en la fase de aparición de botones; después de floración; durante la maduración de uvas. Preparación de disolución: 1-1,2 litros del concentrado húmico disolver en 1000-1200 litros de agua y tratar una hectárea con la disolución recibida. En los jardines y viñedos para los tratamientos foliares se puede aplicar la humina en combinación con aquellas toxinas, que son recomendables para estas zonas (excepto la mezcla de sulfato cúprico y cal muerta, y óxido de cloro). Los tratamientos foliares de árboles frutales con disolución húmica se puede realizar con los pulverizadores de tractor: Pulverizador ventilador de tractor-1, Pulverizador ventilador de jardín. El consumo de disolución es de 1000-1200 litros para una hectárea. Es recomendable realizar el tratamiento de jardines 4 veces durante la vegetación: después de floración; en la fase de caída de primeros pétalos; en el período de aparición de botones florales; en el período de engrosamiento de frutos. La aspersión húmica de plantas frutales, en el período de aparición de botones florales, tiene una influencia positiva para la recolección del año siguiente.

La aspersión de arboles frutales (manzano, peral) con disolución húmica de 0,008%-0,001%, 4 veces durante la temporada: al principio de la primavera; después de floración; en el período cuando los sépalos dejan ver los pétalos; en el período de engrosamiento. El consumo de disolución son 2-3 litros para un árbol joven y 7-10 litros para un árbol maduro.

El tratamiento con humina de las plantaciones de fresa bienales o trienales se realiza tres veces durante la vegetación: antes de aparición de botones; durante la formación de corona; después de recolección de bayas. El abonado debe realizarse en el segundo año del cultivo de fresas y años posteriores. Preparación de disolución:  100 ml del concentrado disolver en 100 litros de agua. El consumo de disolución son 1,2 litros para 1 m².

La aspersión húmica de los grosellero bienales se realiza hasta las raíces, cuatro veces, en junio-julio con intervalo de 7-10 días, antes de recolección de bayas.

Cucurbitáceas, flores y culturas decorativas.

La humina estimula el desarrollo del sistema radical, aumenta la germinación, reduce los plazos del paso de fases fenológicas, maduración de frutos. Para el tratamiento de semillas de cucurbitáceas antes de la siembra es recomendable utilizar una disolución húmica con la concentración de 0,08-0,01%. El período de remojo de las semillas es de 18-20 horas. Para preparación de disolución para el remojo, es necesario disolver 80-100 ml del concentrado húmico en 10 litros de agua. La aspersión con la disolución húmica con la concentración de 0,001-0,008% durante la vegetación se debe realizarse en la fase de formación de nudos y repetirla dentro de 15-20 días. Para preparación de disolución para la aspersión, es necesario disolver 85-100 ml del concentrado en 100 litros de agua.

La disolución húmica se puede utilizar durante el cultivo de plantas trasplantadas en la tierra, para el remojo de rampollos, riego de césped y culturas decorativas. Esto favorece a la trasplantación de plantas, a su mejor aclimatabilidad, florecimiento abundante de flores, aumento de cantidad de floríferos y diámetro de flores. Para el remojo de rampollos de flores y de culturas decorativas es recomendable utilizar una disolución húmica con la concentración de 0,01-0,08%. La duración de exposición es de 10-48 horas, según de la especie y edad de culturas.

Es oportuno, realizar el doble tratamiento de flores anuales durante su vegetación: en la fase de aparición de botones y en la fase de floración.

Para las flores vivaces son estipulados los tratamientos siguientes: La aspersión de plantas vivaces, que habían invernado, se realiza al principio de primavera con disolución húmica en concentración de 0,002-0,005%; en el período del crecimiento intensivo de la planta la aspersión se realiza dentro de tres semanas, aproximadamente, después de la primera; en el período de aparición de botones; en el período de floración, si es necesario. Es deseable el abonado otoñal de todas plantas vivaces con una disolución húmica, con el fin de aumento de la resistencia al frío de la planta.

Gracias a aplicación de disolución húmica en concentración de 0,005% en crisantemos grandifloros el desarrollo de las plantas se aceleró en tres semanas, era mejor el desarrollo del sistema radical, incluso en comparación con las plantas, tratadas con los estimuladores de crecimiento especiales, tales como heteroauxina.

 

RECOMENDACIONES PARA APLICACIÓN DE SUSTANCIA HÚMICA “ECOROST”

 

Cultura, materiales para el tratamiento Método, plazos y peculiaridades de aplicación Normas del consumo de sustancia
Cereales y leguminosos remojo de semillas para 24-72 horas antes de la siembra Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,01-0,08%. Disolver 80-100 ml del concentrado húmico en 10 litros de agua, y aplicar en 1 tonelada de semillas la disolución preparada (el tratamiento de granos se realiza con aspersión).
Hortalizas remojo de semillas para 24-72 horas antes de la plantación, remojo de bulbos y bulbos de tubérculo para 6-12 horas Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,01-0,08%. Disolver 80-100 ml del concentrado húmico en 10 litros de agua, y aplicar en 1 tonelada de semillas la disolución preparada (el tratamiento a través de aspersión).
Tomates remojo de semillas para 3 días Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,01-0,08%. Disolver 80-100 ml del concentrado húmico en 10 litros de agua. El consumo de disolución es de 200 ml para 10 gramos de semillas.
Pimiento y berenjenas remojo de semillas para 2 días Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,01-0,08%. Disolver 80-100 ml del concentrado húmico en 10 litros de agua. El consumo de disolución es de 200 ml para 10 gramos de semillas.
Pepinos remojo de semillas para 1 día Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,01-0,08%. Disolver 80-100 ml del concentrado húmico en 10 litros de agua. El consumo de disolución es de 200 ml para 10 gramos de semillas.
Col blanca u otras hortalizas y flores remojo de semillas para 1-2 días Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,01-0,08%. Disolver 80-100 ml del concentrado húmico en 10 litros de agua. El consumo de disolución es de 200 ml para 10 gramos de semillas.
Rampollos de culturas frutales y de bayas y decorativas. remojo de semillas para 1día Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,01-0,08%. Disolver 80-100 ml del concentrado húmico en 10 litros de agua
Plantones de culturas frutales y de bayas y decorativas remojo de raíces para 2-3 horas Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,01-0,08%. Disolver 80-100 ml del concentrado húmico en 10 litros de agua
Patatas aspersión de tubérculos antes de la plantación Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,01-0,08%. Disolver 80-100 ml del concentrado húmico en 10 litros de agua. El consumo de disolución son 20-30 litros para 1 tonelada de tubérculos.
Cereales y leguminosos abonado foliar en el periodo vegetativo tiene que ser 2-3 veces durante la temporada Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,001-0,008%. Disolver 85-100 ml del concentrado húmico en 100 litros de agua. El consumo de disolución son 300 litros para una hectárea.
Hortalizas abonado radical 1 vez cada 14-15 días 3 o 4 veces durante la temporada, empezando desde aparición de brotes o después de trasplante de planteles Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,001-0,008%. Disolver 85-100 ml del concentrado húmico en 100 litros de agua.  El consumo de disolución son 250-300 litros/ha.
Hortalizas abonado foliar 1 vez a cada 14-15 días 3 o 4 veces durante la temporada, empezando desde aparición de brotes o después de trasplante de planteles Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,001-0,008%. Disolver 85-100 ml del concentrado húmico en 100 litros de agua. El consumo de disolución son 250-300 litros para una hectárea.
Flores y culturas decorativas abonado radical 1 vez a la semana, empezando desde aparición de brotes o después de trasplante de planteles Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,002-0,008%. Disolver 85-100 ml del concentrado húmico en 100 litros de agua. El consumo de disolución son 4-5 litros para 1 m²
Flores y culturas decorativas abonado foliar 1 vez a la semana, empezando desde aparición de brotes o después de trasplante de planteles Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,002-0,008%. Disolver 85-100 ml del concentrado húmico en 100 litros de agua. El consumo de disolución son 1-1,5 litros para 10 m²
Plantas interiores riego durante el período del crecimiento activo 1 vez cada 10-15 días Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,001-0,008%. Disolver 8,5-10 ml del concentrado (dos cucharilla) húmico en 10 litros de agua. El consumo de disolución se realiza hasta humectación total de bola de tierra
Árboles frutales abonado radical 4 veces durante la temporada: al principio de la primavera; después de floración; en el período cuando los sépalos dejan ver los pétalos; en el período de engrosamiento Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,001-0,008%. Disolver 85-100 ml del concentrado húmico en 100 litros de agua. El consumo de disolución son 10-50 litros para una planta
Árboles frutales abonado foral 4 veces durante la temporada: al principio de la primavera; después de floración; en el período cuando los sépalos dejan ver los pétalos; en el período de engrosamiento Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,001-0,008%. Disolver 85-100 ml del concentrado húmico en 100 litros de agua. El consumo de disolución son 2-3 litros para un árbol joven y 7-10 litros para un árbol maduro
Árboles frutales riego en otoño o después de trasplante Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,001-0,008%. Disolver 85-100 ml del concentrado húmico en 100 litros de agua. El consumo de disolución son 10-50 litros para una planta
Arbustos de bayas abonado radical y foliar 4 veces durante la temporada: al principio de la primavera; después de floración; en el período cuando los sépalos dejan ver los pétalos; en el período de engrosamiento Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,001-0,008%. Disolver 85-100 ml del concentrado húmico en 100 litros de agua. El consumo de disolución son 1-1,5 litros para 10 m²
Fresa abonado radical al principio de la primavera de 1-2 veces y después de recolección de 1-2 veces con intervalos de 10-15 días Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,001-0,008%. Disolver 85-100 ml del concentrado húmico en 100 litros de agua. El consumo de disolución son 1-1,5 litros para 1 m²
Fresa abonado foliar al principio de la primavera de 1-2 veces y después de recolección de 1-2 veces con intervalos de 10-15 días Concentración en disolución de sustancia principal es de 0,001-0,008%. Disolver 85-100 ml del concentrado húmico en 100 litros de agua. El consumo de disolución son 1-1,2 litros para 1 m²
Recultivación del suelo introducción de humina en el suelo y tratamiento de rastrojas, de siembras repetidas, paja con tapado posterior con tierra;

fijación de elementos dañinos en el suelo (conversión en una forma indigerible por las plantas), los plazos de introducción – otoño.

 

concentración en disolución de sustancia principal es de 0,1-0,2%

disolver 150-250 ml del concentrado en 10 litros de agua, el consumo de disolución es de 100-150 litros para una hectárea.

Написать нам


Согласие на обработку персональных данных.
Читать пользовательское соглашение
×